“Los entretenimientos” del Almirante Luis Carrero Blanco en los Consejos de Ministros de Franco

31/07/19

Abstract

 

Juan José del Águila, presentación libro El TOP… en el ICAM el 15.11.2001 y cartel Nº 10 con la composición Carrero Blanco: Entretenimientos. Exposición TOPMANIAS.

 

Además de militar, político y mano derecha de Franco, Luis Carrero Blanco, desde mediados de 1940, era más que un aficionado a la pintura y destacado dibujante, que aprovechaba las largas y densas deliberaciones de los Consejos de Ministros, en las que actuaba como Secretario, para dibujar múltiples y variados motivos, que necesitarían una exposición monográfica pública de los mismos, lógicamente enmarcándolos  en los textos y documentos donde se plasmaron, contextualizándolos con las realidades políticas, sociales y culturales de cada momento, en cuya preparación participasen, entre otros especialistas cualificados expertos psiquiatras, para explicar  y aproximarse de  cuáles eran las reales  intenciones del  dibujante, si eran un mero “entretenimiento” –según el DRALE :  Acción y efecto de entretener o entretenerse –, o realmente suponían algo más que un desahogo pictórico y obedecían a otras razones profundas, propias de personas que poseen, están investidas y ejercen  PODER, ya que Hitler, Stalin y Franco también tuvieron esa querencia pictórica.

 

Breve perfil biográfico del almirante Luis Carrero Blanco.

Nacido el 4 de marzo del 1904 en Santoña (Santander), nieto e hijo de militares, ingresó en la escuela Naval de San Fernando en 1918, de la que salió como oficial de marina y participó en la guerra colonial  del Rif. En 1935 nombrado profesor de la Escuela de Guerra Naval de Madrid y al iniciarse la guerra civil española se refugió en las Embajadas de México y Francia, hasta que consiguió salir hacia dicho país, desde donde en 1937 pasó a la zona sublevada, incorporándose como capitán de corbeta. En agosto de 1939 designado Jefe de Operaciones del Estado Mayor de la Armada y gracia a la amistad con el político falangista Pedro Gamero del Castillo fue nombrado Consejero Nacional de FE y JONS en septiembre de dicho año.

Redactó en el año 1940 un famoso informe recomendando la neutralidad española en la II Guerra Mundial, del que tuvo conocimiento Franco y desde ese momento se convirtió en su hombre de confianza.

En 1945 ya como Subsecretario de la Presidencia aconsejó a Franco como plan de futuro para la dictadura una monarquía de tipo autoritario y en 1947, fue el redactor de la Ley de Sucesión al Jefe del Estado, por la que España se convertía en un Estado católico, social y representativo, que conforme a su tradición quedaba constituida en Reino.

Fue Subsecretario de la Presidencia del Gobierno (06.05.1941 al 09.06.1973), Vicepresidente del Gobierno (22.07.1967 a 09.06.1973) y Presidente de Gobierno (09.06.1973 a 20.12.1973), falleciendo en un espectacular atentado perpetrado por militantes y activistas  de  ETA, desempeñó además  durante muchísimos años, las funciones de Secretario de los   Consejos de Ministros que se sucedieron en el Regimen de Franco.

En dichas reuniones el almirante simultaneaba esa labor fedataria, de tomar las notas pertinentes de los asuntos que se trataban, para luego confeccionar el Acta Oficial de las reuniones del Consejo de Ministros  y al mismo tiempo  desarrollaba sus aficiones pictóricas, plasmando en las hojas impresas  con  las Órdenes del día con los diferentes temas  a tratar  en los Consejos de Ministros, que se celebraban normalmente los dos viernes alternativos de cada mes, dibujando en los márgenes de dichas hojas, motivos diversos, para los que utilizaba lapiceros negros y  bicolores, monedas y botones… pero también rostros de motoristas con cascos ,cañerías variadas y casi siempre referencias marineras.

Carrero Blanco jura cargo Vicepresidente el 22.07.1967 ante Franco

Como, cuando y  de qué manera llegué al conocimiento de los dibujos de Carrero Blanco.

Me encontraba en Sevilla preparando la documentación  para realizar  la tesis académica sobre el Tribunal de Orden Público-años 1993-1997 y sus antecedentes inmediatos-, cuando  se publicó la biografía de Carrero Blanco. La eminencia gris del régimen de Franco, cuyo autor el historiador Javier Tussel,  lo calificaba en la contraportada, como “Personaje  situado siempre en segundo plano, de vida modesta, poca ambición, gran capacidad de trabajo, y lealtad absoluta a Franco.”

 

En las páginas centrales figuraban además de diversas fotografías del biografiado como hombre público del régimen en diversos actos protocolarios, copia de un borrador de  las primera página   del  Acta del Consejo de Ministros de 30.12.1970, también de  las  notas manuscritas que tomaba Carrero Blanco en el transcurso de dichas reuniones en las respectivas Ordenes del día, con los asuntos a tratar –  del  celebrado en La Coruña el 12 de agosto de 1966 y uno de sus dibujos- un paisaje idílico , con un rio y dos embarcaciones, una de remos y otra de vela con el fondo de una Iglesia en un fondo boscoso,  que figuraba en la de  la reunión del pleno del Consejo de Ministros correspondiente al día 22 de enero de 1965, que a continuación se  reproduce.

 

Tusell, como buen historiador que fue, incluía al final del libro, un apartado de Fuentes y Bibliografía, citando entre los archivos públicos y privados  utilizados, el de la  Presidencia de Gobierno, calificándolo como de los más importantes para el estudio de la historia del  franquismo, figurando entre las series documentales las de la Secretaria del Ministro Subsecretario (SMS), así como  toda la información relacionada con el Consejo de Ministros  y Secretariado del Gobierno (CM,SG), divida en varias series que incluyen borradores de las Actas del Consejo de Ministro (BA), otra serie titulada <<Antecedentes>>, con información relativa  a los primeros momentos de los Consejos de Ministros, que contienen documentación preparatoria para las deliberaciones.

Aproveché uno de mis viajes a Madrid para visitar el archivo de Presidencia de Gobierno con la intención de conseguir todo el material posible sobre las diversas reuniones de los Consejos de Ministros celebrados los días 5, 19, 26 de abril y 3 de mayo de 1963, ya que en ellos tenía constancia, por documentación obtenida del Archivo de Alcalá de Henares,  de haberse discutido y aprobado, el proyecto  de ley, de creación de la Jurisdicción de Orden Publico  y por los antecedentes consultados en el  archivo del Congreso de Diputados sobre la tramitación legislativa en las Cortes Franquistas  de la Ley de 2 de diciembre de 1963, de la Jurisdicción de Orden Publico.

Periodo temporal que coincidió  trágicamente con lo que luego denominé , tanto en la tesis doctoral, como en la posterior publicación sobre el TOP, como el “crimen de estado de Julian Grimau”, cuyo consejo de guerra y condena a muerte  tuvieron lugar  el 18 de abril  de 1963y su fusilamiento en la madrugada del 20 de dicho mes y año.

Fue una grata y agradable sorpresa encontrarme, con que en esos momentos desempeñaba la Secretaria General Técnica  del Ministerio de la Presidencia a Javier García Fernández, antiguo compañero de militancia y lucha  en la Facultad de Derecho de Madrid, quién tras explicarle el motivo y la finalidad de mi visita, cogió al teléfono y llamó a Ignacio Ruiz Alcain, responsable y director  de los  Archivos de Presidencia del Gobierno y decirle que me encontraba allí para documentar  una tesis académica sobre el TOP y  facilitase el acceso a la documentación sobre los Consejos de Ministros  relacionados con la tramitación del anteproyecto de ley.

Y así fue como en una laboriosa jornada salí del archivo de Presidencia  de Gobierno,  con una muy abundante información y material documental  necesario, para luego poder elaborar, uno de los puntos más importantes, trascendentales y decisivos  de la tesis académica  y  su posterior publicación, la estrecha vinculación entre el asunto Grimau y la tramitación administrativa previa que siguió el anteproyecto de ley de creación de la Ley de creación de la Jurisdicción de Orden Publico, incluida su “paralización temporal”, hasta que se hubiese ejecutado la sentencia de muerte de Julian Grimau.

Y además con  los  documentos referidos a esos cuatro  Consejos Ministros, los dibujos realizados por Carrero Blanco, correspondientes a las Órdenes del día de los mismos, que junto a las anotaciones manuscritas del mismo fueron fundamentales, para la debida fundamentación de la tesis académica y del libro del TOP.

Presentación  en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid el 15 de noviembre del 2001 del libro  EL TOP, La represión de la libertad.

En noviembre próximo se van a cumplir dieciocho años de la primera de las  presentaciones que se hicieron en Madrid del libro sobre el TOP, a la que dedicaremos una entrada especial al blog en dicho aniversario.

Con motivo de ese acontecimiento y como actividad complementaria, especialmente dedicada al público asistente a la misma pero fundamentalmente como “gancho publicitario” a los posibles medios de difusión invitados al acto-objetivo frustrado  ya que ninguno de los periodistas asistentes publicó ni una simple gacetilla de la presentación del libro-se me ocurrió organizar una modesta exposición, con el título de TOPMANIAS, que en principio pensé en denominar La Justicia franquista atada y bien atada,  que me pareció un tanto provocativa y lo llamé  El TOP y El HUMOR, en la que, además de múltiples y variados productos que se encontraban en aquellas fechas en el mercado con la denominación TOP, como puede observarse en la fotografía que se inserta.

Además confeccioné diez paneles diferenciados con diversas temas relacionados con la tesis académica, que se colocaron en la biblioteca del Colegio de Abogados, uno de los cuales, es precisamente el referido al tema central de esta entrada.

 

José Antonio Martin Pallín, Joaquín Almunia, V. Márquez Reviriego, Rosa Saez de Ybarra, Zamorano, Carlos Alvarez, Diego Carrasco y Luis García Bravo, al fondo de pie Jose María Mohedano, entre otros muchos asistentes en la presentación libro El TOP… en el ICAM el 15.11.2001, con parte del material de la exposición TOPMANIA.

 

La accidentada tramitación del anteproyecto y del proyecto de ley de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Público.

Para una debida comprensión  y contextualización de los dibujos que Carrero Blanco plasmó en las diferentes reuniones de los Consejos de Ministros celebradas los días 5, 19, 26 de abril y  3 de mayo de 1963, que se convirtieron junto al resto de documentación aflorada, en pruebas evidentes y piezas de convicción del “crimen de estado de Julian Grimau”.

Y, como síntesis de  la abundante y variada documentación que recogí en mis visitas a los archivos del Alcalá de Henares y Presidencia de Gobierno- a los que dediqué dos capítulos de la tesis académica El Tribunal de Orden Público –TOP- 1963-1977, trece años de represión política, Tomos I y II, Universidad de Sevilla, Facultad de Derecho, Departamento de Derecho Penal y Procesal, 1997 (que puede ser consultada en el blog justiciaydictadura.com) e igualmente  también, en la publicación El TOP. La Represión de la Libertad (1963-1977), Editorial Planeta, Barcelona, octubre del 2001, paso a relatar cronológicamente, una breve síntesis de los pasos y acontecimientos que se produjeron.

8 de noviembre de 1962.- Fraga Iribarne anota en su agenda  de trabajo y reproduce en su Memoria Breve de una vida pública  Planeta, Espejo de España, 8ª Edición 1981, Barcelona, Pag.54,

“El día 8, día de la Cruz Roja, visita personal a gran número de mesas. Grandes discusiones con el Ministerio de Hacienda, que pone serias dificultades a la solución de los problemas  de Radio y Televisión…Un incidente grave; un dirigente comunista se suicida al ser detenido.

7 y 10 de noviembre de 1962.-  Referencias en el día 7  a un Consejo de Ministros y el 10 a una conversación con el Ministro de Defensa  Pablo Martin Alonso , en las que se abordaron  la necesidad de afrontar restricciones en el ámbito de la jurisdicción militar, como consecuencia del Informe de la Comisión Internacional de Juristas de Ginebra, al que  Fraga calificaba de “injusto e inoportuno”.

8 de Febrero de 1963.- El día  8, el mismo Fraga anota que hubo un Consejo de Ministros,  “El Jefe del Estado en uno de sus mejores momentos, discutiendo la negociación que se abre con los Estados Unidos, se le ve en plena forma, todo un hombre de Estado. Se cuerda el principio de ir restringiendo la jurisdicción milita”).

18 de Marzo de 1963.-El Ministro de Justicia Antonio Iturmendi Bañales, remite un saluda al Ministro Subsecretario de la Presidencia Luis Carrero Blanco, adjuntándole  “Anteproyecto- de ocho folios-  por el que se crea el Juzgado y Tribunal de Orden Public”, conteniendo Exposición de motivos y catorce artículos.

3 de Abril  de 1963-  El  mismo Ministro   vuelve a remitir a Carrero Blanco, en papel timbrado del Ministerio, con las enmiendas recogidas al anterior  Anteproyecto , para ser sometido a la reunión del Consejo del día 5, del  que ya  entonces se denominó “Proyecto de Ley por el que se crean el Juzgado y Tribunal de Orden Publico”- de nueve folios-, en papel timbrado del Ministerio y firmado personalmente por el Ministro Iturmendi, añadiéndose una última frase, Tal es el Proyecto de Ley que si el Gobierno lo considera pertinente deberá pasar a la Presidencia del Gobierno para su remisión a las Cortes. Madrid 5 de abril de 1963.

5 de Abril de 1963. Hay constancia  documental que dicho “Proyecto” figuraba en la Orden del día 5, (Apartado 1.-Disposiciones generales.1.1.Anteproyectos de ley y 1.Por el se crea el Juzgado y Tribunal de Orden Publico.) de la reunión del Consejo de Ministros  que previamente elaboraba Carrero Blanco de los Asuntos a tratar, en la que, figuraban los dos dibujos  que a continuación se muestran.

 

 

Fraga Iribarne reconoció  en sus  Memorias que en dicha fecha del 5  y reunión ministerial se aprueba el Decreto-Ley creando el Tribunal de Orden Publico, que descargó de  la mayoría de asuntos  a la jurisdicción militar. No fue precisamente un Decreto Ley, pero si un inicial Anteproyecto de 8 de marzo, reconvertido posteriormente en Proyecto, después de incluir observaciones y enmiendas, sometido a la consideración de los  Consejo de Ministros de los días 5, 19 y 25 de abril de 1963.

 

16 de abril de 1968.-Se publicaba la Orden de la Capitanía General de la Primera Región Militar, por la que se anunciaba la celebración del Consejo de Guerra-designando su composición- contra el paisano  Julian Grimau García-instruida por el procedimiento sumarísimo por delito de Rebelión Militar, para el día 18 a las nueve de la mañana

18 de abril de 1963.-Celebración del Consejo de Guerra contra Julian Grimau y sentencia condenatoria la pena de muerte. Según Fraga Iribarne “El jueves 18 se ve por un Consejo de Guerra, la causa contra Julian Grimau. Surgen tensiones de todas clases; me veo obligado a suspender un proyectado viaje a Sevilla.”

19 de abril de 1963.-Se celebra Consejo de Ministros, en cuya acta oficial no hay referencia ninguna a dos temas fundamentales  que fueron tratados en el mismo , el nuevo proyecto de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Publico y “ el enterado” de la condena  a muerte de Julian Grimau, requisito necesario  para su ejecución.

 

 

Pese a esa deliberada ocultación, Fraga Iribarne en sus Memorias (Pag.69), anotó con respecto a esa reunión del viernes 19 de abril,

El Consejo de Ministros examina a fondo la encíclica Pacem in Terris cuyo análisis  realista me tocó realizar. Pero el tema del día era si se indultaba o no a Grimau. Fue uno de los debates más difíciles que recuerdo: predominó la tesis negativa y la sentencia se cumplió a la seis de la madrugada. La verdad es que los cargos (incluso gravísimas torturas )eran muy serios y que nunca se pudo comprender que un hombre con tal pasado pudo ser enviado a España.

Reunión extraordinaria del 26 de abril de 1963 del Consejo de Ministros.

Aquí se rompió lo que  ya era una costumbre, no habían transcurrido ni una semana del último Consejo de Ministros del 19  y seis días del asesinato legal de Julian Grimau, cuando se convocó y se celebró uno nuevo, que se calificaba de “extaordinario” en el acta oficial.

La verdadera razón para justificar ese carácter  extraordinario y exepcional, era que , según documentos de las copias de los diferentes y sucesivos  Proyectos  que obran en los Archivos de Alcalá de Henares  y de Presidencia de Gobierno, uno de ellos con  fecha de 25 de abril de 1963 y además a diferencia de los anteriores llevaba las firmas de los Ministros de Justicia, del Ejercito y de la Vice-presidencia del Gobierno, con lo que, se desvela y descubre  que la  causa real de  de la convocatoria del Consejo de Ministros,   fue la de examinar esa nueva versión  del proyecto, con la sustancial transformación aparecida en el mismo, de que en vez de existir un único Ministerio  proponente del ya aprobado Proyecto de Ley eran tres, con lo que la posible responsabilidad quedaba compartida.

La reunión del 3 de mayo de 1963 del Consejo de Ministros.

La  Orden Oficial  del día-elaborada previamente por Carrero Blanco- de dicha reunión incluía más de trescientos asuntos a tratar, entre los cuales no figuraba el proyecto de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Publico, que si habían sido citados en las correspondientes a las anteriores reuniones de los días 5 y 19 de abril.

Pese a ello, Fraga Iribarne si que lo recoge en sus memorias (Pag.71) “Se despacha definitivamente el proyecto de ley creando el Tribunal de Orden Publico.”

Además de utilizarse esa misma expresión  en la nota oficial que el Ministerio de Información y Turismo facilitaba a los periodistas, de los diferentes acuerdos adoptados en los Consejos de Ministros, se calificaba de importantísima  esa ley, que el Gobierno había adaptado para perfeccionar el Estado de Derecho en España y desarrollar los principios del Movimiento y del Fuero de los Españoles  resaltando el largo proceso de preparación – a lo largo de meses- labor meritoria del Ministerio de Justicia, asi como su posterior y exhaustivo estudio por parte del Consejo de Ministros.

 

 

Además de los correspondientes dibujos que Carrero Blanco plasmó ese viernes 6 de mayo, en la Orden del día, figuraban en la misma , en el apartado correspondiente al Ministerio de Justicia, una anotación manuscrita del propio Carrero Proyecto de Ley por el que se crea el Juzgado y Tribunal de Orden Publico , en la que se añadía otra del siguiente tenor literal , definitivamente esclarecedor , proporcionando la clave sobre cómo se había gestado la decisión política de retrasar la remisión del proyecto a las Cortes La Orden del día. Justicia, 13 h 30´ -13.55´. Se  aprueba el proyecto de ley (para ir a las Cortes) sobre cambio de jurisdicción  de algunos delitos que iban a Tribunales Militares. No iba en el Orden del Día pues estaba aprobado. Preguntar a Justicia que se firma en el Acta (subrayado nuestro).

Y en efecto dicho Ministro  debió de asesorar al Almirante Carrero Blanco, que de descubrirse  la forma que habían actuado en la paralización de la tramitación administrativa de ese Proyecto de Ley para la creación del Juzgado y Tribunal de Orden Publico,  para que pudiese celebrarse el Consejo de Guerra y la posterior ejecución de la pena de muerte contra Julian  Grimau, eran claros supuestos contemplados en varios tipos penales vigentes, como era la prevaricación y falsedad documental, además del asesinato premeditado, por lo que, en su consecuencia en el Acta Oficial de dicha reunión ministerial del 6 de mayo de 1963- en su folio 91 y vuelto-, dentro del apartado referido al Ministerio de Justicia,  constaba la siguientes expresión: El Consejo acordó remitir a las Cortes, a propuesta del Mº de Justicia un proyecto de ley, por el que se crea el Juzgado y Tribunal de Orden Publico – se omitía que en los dos últimos Proyectos de ley- que vieron en los Consejos de Ministros del 26 de abril y del 6 de mayo  figuraban tres proponentes.

Se evidenciaba  con ello y se estaba reconociendo que dicho “Proyecto de Ley de creación del Juzgado y Tribunal de Orden Publico” ya había sido previamente aprobado en la reunión del Consejo de Ministros del 5 de abril, ratificada en las posteriores de 19 y 26 del mismo mes del año 1963, esta última con la triple firma de Ministros proponentes,  con lo que el  trágico caso Julian Grimau trascendió a su personaje, como paradigma, de la violencia y represión institucionalizada que siempre mantuvo el régimen franquista.

 

Agradecimientos.-

Uno póstumo a Ignacio Ruiz Alcain, excelente y competente archivero y bibliotecario del Estado, quién  falleció el 15 de febrero del 2012 y a los dos colaboradores Francisco  Sánchez (tito Paco)  y Roberto Aranda Mérida  que han hecho posible la labor  de fotografiar  y retocar con un buen trabajo de diseño gráfico, las imágenes que incluyen los 10 paneles  de TOPMANIA.

 

¡Hasta Septiembre, posibles lectores!

Deja un comentario

Volver arriba