Los abogados del seguro: o ¿… Es aquí donde arreglan lo de los obreros? Un artículo  de Ramiro Gonzalo Reig Armero (Xátiva, 8 abril 1936, Valencia 19 de mayo 2018).

  1. 75-23/01/20
Ramiro Gonzalo Reig Armero.

Abstract

Próximo el cuarenta y tres aniversario del atentado y los múltiples asesinatos del despacho de abogados de laboralistas de Atocha 55, considero importante dedicar la  presente entrada por una parte, a glosar la figura de Ramiro Gonzalo Reig Armero, sacerdote jesuita, licenciado en filosofía, periodista, maestro de formación profesional, militante comunista, detenido y procesado por el TOP, cura obrero, dirigente sindical, historiador, miembro del Consell Valencia de Cultura, profesor universitario, escritor…  Entre todas las actividades y facetas sería el compromiso con los parias de la tierra el eje vertebrador de su vida y obra, según lo   describe Pere J.Beneyto, Presidente de la FEIS (Fundación de Estudios e Iniciativas Laborales, de CCOO-PV), en el Prólogo de  una reciente publicación-finales del 2019-, que él coordinó,  bajo el título Crónicas Obreras de Ramiro Reig, que fue presentada en la Facultad de Filosofía de la Universitat de Valencia, con motivo de la celebración del XI Encuentro de Investigadores del Franquismo.

Al igual  como tantos otros hombres y  miembros  de la Iglesia Católica Española, que optaron libremente por el compromiso político terrenal y militaron  con el nuevo movimiento obrero- las CCOO- surgido a mediados  de los cincuenta y que se consolidó en el último tercio del franquismo.

Además con dicho comportamiento y solidaridad con los más débiles, con estos obreros-curas,  se ponía en evidencia, el pacto suscrito el 7 de junio de 1941 entre el Vaticano-estado extranjero- las jerarquías eclesiásticas católicas-Iglesia oficial e institucional- y las autoridades de la dictadura,  lo que se manifiesta, en  el Acta de Juramento de Fidelidad que habrían de prestar obligatoriamente los Obispos ante el Jefe del Estado, documento  cuya autenticidad no permite duda alguna, ya que se reproduce del Anexo 61,  -Pág. 764- de las Memorias de Laureano López Rodó, Edit. Plaza&Janes, abril 1990.

En el que figura impreso  el  escudo nacional y membrete del Ministerio de Justicia, cuyo titular en funciones de Notario Mayor del Reino, Certificaba y Daba  fé:

Que en el día de la fecha, ante Su Excelencia el Jefe del Estado, Generalísimo de los Ejércitos, Don Francisco Franco Bahamonde y actuando de  testigos el Excmo. Sr. Subsecretario del Mº de Justicia… y el Excmo. Sr.  Director General de Asuntos Eclesiásticos…tuvo lugar el juramento de fidelidad prestado por Excmo. y Rvdmo. Dr.…nombrado con arreglo al Convenio sobre el ejercicio de presentación para Sedes vacantes y nombramientos consistoriales, entre la Santa Sede y el Gobierno Español en 7 de junio de 1941 y en la forma solemne y texto acordado, posteriormente, en los siguientes términos:

Ante Dios y los Santos Evangelios, juro y prometo, como corresponde a un Obispo, fidelidad al Estado Español. Juro y prometo respetar y hacer que mi Clero respete al Jefe del Estado Español y al Gobierno establecido según las leyes españolas. Juro y prometo, además no tomar parte  en ningún acuerdo o asistir a ninguna reunión que pueda perjudicar al Estado Español y al orden público, y haré observar al Clero igual conducta. Preocupándome del bien e interés del estado español procuraré evitar todo mal que pueda amenazarle.

 

Para terminar la presente entrada dedicada  a Ramiro Gonzalo Alberto  Reig, jesuita valenciano y militante  dentro del mundo obrero de dicha Comunidad, cuya   personalidad y trayectoria humana supera el ámbito territorial donde transcurrió  parte de su vida, hasta su fallecimiento el 19 de mayo del 2018, se incluirá por primera vez y con carácter de documento inédito hasta la fecha, al final de la misma una relación completa con los nombres y apellidos de los  ochenta y cinco procesados por el Tribunal de Orden Publico,-más del sesenta por ciento condenados-, de miembros no sólo de la Iglesia Católica-canónigo (1), sacerdotes (67, cinco de ellos jesuitas), presbíteros (3),religioso(1), sacristanes (2) , sino también, pastores evangélicos (4) de la Iglesia Protestante.

Lo que no deja de ser  una de las características “sui generis” de la muy católica  dictadura franquista, que vio y pudo comprobar, que a pesar, de los compromisos institucionales  con la jerarquías de un Estado extranjero, como era el Vaticano y con los representantes de la Iglesia Católica  Española de la Cruzada, una parte importante y significativa del clero se enfrentó y  participó muy activamente en la lucha para recuperar las libertades democráticas, por lo que no sólo fueron perseguidos, procesados y condenados, sino que el Régimen se vio obligado habilitar la cárcel  de Zamora en julio de 1968, para que  allí fueran a cumplir su condena.

Las crónicas obreras de Ramiro Reig.

Reproduzco a continuación  literalmente uno de los artículos de Ramiro Reig contenidos en dicha obra antes referenciada, con el expresivo título Los abogados del seguro, dedicado a los primeros despachos de abogados laboralistas de Valencia, pero que muy bien  podría haberse titulado ¿Es aquí donde arreglan lo de los obreros? o esta otra…Me han dicho que pregunte por Doña Asesoría Laboral, expresiones más que descriptivas de quienes  fueron los primeros clientes de esos despachos de   abogados laboralistas  para detallar el  por qué y cómo  surgieron en el último tercio  de la dictadura franquista  en múltiples capitales y pueblos  de España.

 

Dicha descripción realista que hoy podría calificarse de estampa naif,  escrita en enero de  1979, que se cumplía el segundo aniversario del atentado contra el despacho de abogados laboralistas de  Atocha 59-, firmada por Ramiro Reig, cura obrero de las CCOO PV,  dedicada a los primeros abogados laboralistas valencianos Alberto García Estévez, Manuel del Hierro, Ricardo Peralta Ortega, José Luis Albiñana ,  María Ángeles Momparler, Lola Monferrer, Mercedes Belinchon  y tantos otros…,  podría ser plenamente generalizable a todos y cada uno de lo que fueron,  los  primeros despachos laboralistas del resto de capitales de España.

Cuya  intensa labor de asesoramiento en los últimos años del franquismo y en la transición, ha sido recogida y resaltada  en varias publicaciones de las Fundaciones de Abogados de Atocha ,  Estudios e Iniciativas Socio-laborales del PV y de la  Editorial Critica (Materiales para el estudio de la abogacía antifranquista (dos volúmenes), Cruz16: un despacho histórico de la abogacía democrática. Madrid 1965-1977 y Abogados contra el franquismo. El Tribunal de Orden Publico en el País Valenciano, Memoria de un compromiso político 1939-1977, casi  todos ellos gracias a la labor de coordinación de los profesores José Gómez Alén, Rubén Vega García, Claudia Cabrero e Irene Díaz y Carlos Fuertes y José Alberto Gómez Roda, junto al CD TOPDAT, Una base de datos para explotar, una de las principales fuentes de las anteriores publicaciones, recopilación de Juan José del Águila Torres, conteniendo el texto completo  de las 3.978 sentencias dictadas por el TOP, que ha servido de material de múltiples trabajos sectoriales,  territoriales y de diversas materias relacionadas con las actuaciones de dicho Tribunal y  última de las Jurisdicciones Especiales represivas del franquismo .

Tanto el libro sobre el TOP como el TOPDAT van a ser objetos en fechas muy próximas, de sendas nuevas ediciones actualizadas, a las que se han incorporado el contenido de las ochenta y seis  sentencias dictadas en el primer trimestre del año 1972, que faltaban en la anterior edición y otros materiales novedosos, como dos Juzgados Especiales, que se crearon en Madrid en  febrero   de 1956 y mayo de 1957, de forma y manera irregular por la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo, para hacer frente a la represión del movimiento de oposición  protesta universitaria y de  otros sectores y personalidades  políticas, enfrentadas a la dictadura y que constituyeron los antecedentes inmediatos de la nueva Jurisdicción Especial de Orden Publico, que se creó mediante la ley de 2 de diciembre de 1963 .

Antecedentes y breve análisis de la sentencia Nº514, de 2 de diciembre de 1974 del TOP.

Los hechos que dieron lugar a la misma se remontan a las actuaciones de la brigada político social de Valencia en el año 1970- “la caída del 25 de octubre”-, en el que hubo  detenciones masivas -diez y siete- trabajadores que intentaban articular una nueva Comisión Intersectorial de CCOO, con el objeto de coordinarla a núcleos de militantes opositores a la dictadura, que existían en diferentes oficios y sectores, como el metal, construcción, madera, banca…para conectarlos con otros  grupos ciudadanos (abogados, intelectuales, universitarios…), entre los que se encontraban los sacerdotes Rafael Casanova y  Ramiro Reig.

Dicho atestado policial dio origen al sumario 981/1970, instruido por el entonces único Juzgado de Orden Publico, por los supuestos delitos de asociación ilícita y propaganda ilegal, contra catorce procesados, dos de ellos en rebeldía (Cesar Llorca Tello y Carlos Salvador Boíl Conejero), contra quienes el Ministerio Fiscal- en su escrito de calificación provisional- solicitaba para todos ellos  un total de144 años de cárcel y 280.000 pesetas de multas.

A los sacerdotes Ramiro Gonzalo Alberto  Reig Armero y  Rafael Casanova Colomer, se le acusaba de haber  facilitado la multicopista del Colegio San José y la de las Escuelas Profesionales para la reproducción de folletos  y hojas de las CCOO, sin que constase y  por tanto no se hubiese acreditado, decía la propia sentencia, que tuviesen conocimiento del contenido de las mismas, por lo que fueron finalmente ambos fueron absueltos en la sentencia del TOP de 2 de diciembre de 1975, por el delito de propaganda ilegal.

También lo fueron por el  delito de asociación ilícita Leopoldo Cesar Mañas Escusa, Rafael Castellote Domènech, Juan Domingo Castro Martínez, Daniel Girba Manuel, Anastasio y Miguel Pérez Leal y Crescencio Jacinto Segura Quesada.

Y fueron condenados los dos rebeldes- Cesar Llorca y Carlos Salvador Boix- Ángel Ramón García Aparicio, Emilio Moya López, y Juan José Vives Clavel, por asociación ilícita, pertenencia a CCOO- a cuatro años y dos meses  de prisión menor los dos primeros y un año a los otros tres.

Todos ellos hubieron de estar en prisión preventiva y  privados de libertad desde el 30 de octubre al treinta y uno de de diciembre de 1970, en la cárcel provincial, salvo Ramiro Reig y Casanova, que por aplicación del Concordato fueron recluidos en ese periodo en el Colegio de los Jesuitas de Valencia.

Relación de sacerdotes procesados por el TOP.

A continuación transcribimos por primera vez, un cuadro con la relación completa de ochenta cinco procesados por el Tribunal de Orden Publico, a lo largo de todo el periodo en que funcionó y dictó las correspondientes  sentencias (1964-1976), consignando la fecha de la sentencia, el lugar de nacimiento de los mismos, su condición y el delito por el que fueron acusados, de los que eran no sólo de la Iglesia Católica : (1) canónigo, (67) sacerdotes, (5) de ellos jesuitas), (3) presbíteros,  (8) seminaristas, (2) sacristanes y (1) religioso, sino también (4) pastores evangélicos de la Iglesia Protestante,  Con el deseo y la esperanza de que algún historiador o investigador, aproveche esta información básica-inédita hasta la fecha-  facilitada en la misma, que junto a las correspondientes Sentencias del nuevo TOPDAT, Una base de datos para explotar posibiliten realizar un trabajo de investigación, en el que, se valore en su justa medida, la aportación de esta minoría comprometida de  miembros de la Iglesia Católica Española y la Iglesia Protestante en la lucha por   la recuperación de las libertades democráticas.

Relación procesados por el TOP: sacerdotes, jesuitas,  presbíteros, seminaristas, sacristanes, canónigo y religioso, de la Iglesia Católica y pastores evangélicos de la Iglesia Protestante en el periodo 1964-1975.

Deja un comentario

Volver arriba